lunes, 23 de marzo de 2015

Como extraer el cartón de un tetrabrick

En el tema que nos ocupa hoy, vamos a explicar como extraer el cartón de un tetrabrick para manualidades.

Se que esto es un poco básico y generalmente no tiene mucha chicha por donde explicar, pero nunca está de más dar unas indicaciones, especialmente si no tienes mucha práctica o conocimientos.




Lo primero de todo, es saber que puede aportarnos este material a nuestrasd manualidades.

El cartón de los tetrabrick es un material muy apto para reutilizar pero de reciclaje muy complicado. Este material no solo está compuesto de cartón, sino que lleva pegada una lámina de aluminio y además está lacado o plastificado, lo cual hace que no se pueda reciclar como metal, ni como cartón, ni como plástico.

Sin embargo, esta composición le da unas carcterísticas peculiares, gracias a esa combinación de cartón y aluminio.

Para empezar, se puede usar como una cartulina dura normal, limitada, eso si, por los dobleces que lleva realizada la propia caja. La gracia de este material es aprovechar la cara de aluminio, ya que el dibujo externo suele ser feo para una manualidad. Esto, suele obligar a desmontar la caja por entero, aun pudiendo aprovechar las proporciones originales de la caja, para que quede más vistosa o visible, o repintarla por fuera.

Aparte de las consideraciones estéticas, tiene otras características físicas mucho más interesantes.

Por un lado, el aluminio de la caja actua como reflectora de ondas de radio, por lo que puede moldearse para hacer antenas para, por ejemplo, WIFI (Igual que los tubos de pringles, que tienen la misma cualidad y composición). Por otro lado, en teoría, podrían usarse para hacer cajas de Faraday, que aislan de campos eléctricos para, por ejemplo, hacer lo opuesto a una antena y debilitar o bloquear señales de radio como las de un móvil o WIFI.

Otra capacidad que tiene, es la de reflejar la luz. Esto lo hace ideal para hacer pantallas reflectantes para una lámpara, o un flash de cámara, para difuminar luz, etc...

Esta misma capacidad, puede ser aprovechada también para hacer hornos solares o concentradores solares parabólicos. Aunque no es el mejor material para esto último, ya se ha probado en hornos solares con resultados aceptables.

Al estar plastificado, no suele ser buena idea usar cola blanca para pegar las piezas, ni otros pegamentos para materiales porosos, siendo necesario usar otros sistemas, como adhesivo de contacto, cola termofusible, o un método que suelo usar mucho, con cinta transparente de embalar.

Para preparar un cartón de tetrabrick para manualidades, lo primero de todo es lavarlo. Suele bastar con enjuagarlo con agua, pero para que quede bien, habrá que enjuagarlo al menos tres veces (Estará a punto cuando el agua salga clara). No es necesario llenarlo  hasta arriba cuando enjuagueis, con el equivalente a medio vaso sobra.

Ahora, lo ideal sería colocarlo con la abertura boca abajo y esperar a que escurra bien. Si despegais las pestañas triangulares de los lados, se secará mejor, ya que ahí suele acumularse agua y otros residuos. Si no os importa trabajar sobre mojado, podeis darle al tema diréctamente.

Si partimos de un tetrabrick con tapón de plástico, se lo quitaremos. Tanto en este caso, como en el caso de haber cortado la esquina triangular, usaremos el agujero para empezar a cortar toda la parte superior, siguiendo las aristas de la caja.

Cuando lo tengamos hecho, buscaremos la junta de unión vertical, donde se pega la caja por en medio y, aquí hay dos posibilidades. Si deseais tener una pieza sin abultamientos y no os preocupan tanto los dobleces, podeis recortar la solapación de las dos partes de cartón dejándolo recto. En mi caso, suelo preferir tener las placas con menos dobleces, así que corto una de las dos aristas verticales en la cara donde está la solapa.

Después, cortamos la tapa inferior, continuando el corte desde donde acabamos de bajar.

Otra opción, si quereis aprovechar al máximo el cartón aunque no esté en perfectas condiciones, es que en vez de cortar la parte superior e inferior por completo, desplegueis las puntas y corteis la zona central por donde se sella el tetrabrick por arriba y por abajo.



Y ya lo tenemos listo!!

No olvideis secar el agua o residuos que hayan podido quedar. Estas láminas se pueden guardar apiladas para futuras manualidades sin que ocupen mucho sitio.


Un saludo, y hasta la próxima entrada!!



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

SUBIR