lunes, 13 de julio de 2015

Como rehacer la punta de unos cordones desgastados.

Haciendo limpieza de trastos, encontré mis viejas botas industriales de trabajo. Las pobres estaban hasta mohosas y tenían las puntas de los cordones con todo el plástico deshecho, así que me propuse ponerlas a punto y revivirlas.


Para quitarles todo el moho, las lavé con agua bastante caliente y un buen chorro de lejía y detergente. Después, las enjuagué con agua caliente también y las puse a secar al sol. Como ahora es verano, no tardaron en secarse. 

Después pude observar que estaban descosidas por una esquina, así que con una aguja y cuatro hebras de hilo, empecé a coser aprovechando los mismos agujeros del descosido. Puesto que las botas son de cuero y el material es muy duro, me ayudé con unos alicates para meter y sacar la aguja.

Y ahora al punto que nos ocupa.


Las puntas de los cordones estaban echas polvo. El plástico de las puntas estaba complétamente deshecho y reseco, de tal manera que pasar las puntas de los cordones por los agujeros de las botas era bastante difícil (la función de estas puntas es, básicamente, esa) así que me puse manos a la obra.

Antes que nada, decir que ya se que unos cordones no son caros, y que por menos de un euro tienes cordones complétamente nuevos, pero a los que nos gusta reparar y arreglar cosas, eso nos importa bien poco, y nos satisface hacer esto con nuestras propias manos. Además, con lo sencillo que es de hacer, cuesta más esfuerzo tomarse la molestia de bajar a la tienda que hacerlo en casa en un momento.

Necesitaremos la chapa de una lata de refresco, aunque intuyo que funcionaría tan bien o mejor incluso, con chapa de una lata plana de conservas cualquiera (Es mejor un metal maleable que uno elástico).

Tomaremos la medida de la punta del cordón que queramos y recortaremos. Calcularemos un ancho suficiente para que al menos rodee toda la superficie, sin importar si da alguna vuelta de más.

Con ayuda de unos alicates de punta fina, iremos dándole un poco de curvatura a la chapa, dejando la cara aluminizada por fuera. Prensaremos el extremo del cordón con un doblez de la chapa y con ayuda de los alicates, y ayudándonos de estos, seguiremos enrollando la chapa sobre este.

Cuando esté enrollado y apretado, sin soltarlo, cojeremos un pedazo de cinta adhesiva algo más ancha que la puntera, y la enrollaremos sobre esta, en la misma dirección que hemos ido apretando.

Recortaremos parte del sobrante, y una pequeña parte de la cinta sobrante, la fundiremos y presionaremos con un mechero, para que se mantenga. Esta parte podeis sustituirla por pegar la pestaña de metal y rellenar el hueco del extremo con cola termofusible.


Y ya está hecho!!

En esta ocasión, no he creido necesario hacer ninguna infografía, pero si os he preparado un video con todos los detalles, en el que podreis ver, en tiempo real, como se hace.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

SUBIR