lunes, 6 de julio de 2015

Como grabar un Time Lapse con tu smartphone

Siempre me ha apasionado todo lo relacionado con la imagen, y eso incluye la fotografía y el vídeo, sin embargo, hasta hace relatívamente poco, este era un hobby caro de practicar, hasta en sus niveles más básicos.

Con el advenimiento de lo digital, hacer fotos o grabar vídeos ya no estaba limitado por el coste de los cartuchos de cinta o los carretes de fotos, y el usuario menos adinerado podía permitirse el lujo de practicar tanto como quisiera, dentro de las limitaciones de un equipo básico.

Dentro del mundo de la fotografía accesible, un nuevo segmento se ha formado. Es el segmento de la fotografía móvil.


Los smartphones, desde que empezaron a integrar una cámara, han ido aumentando su calidad de fotografía y vídeo hasta convertirse en una alternativa válida a las cámaras tradicionales. No es casualidad que una de las redes sociales más populares en cuanto a la imagen sea Instagram, enfocada muy especialmente en fotografía móvil.

Una de las ventajas de la fotografía móvil es la disponibilidad absoluta. Mientras que una cámara de fotos suele ser portada cuando se planea hacer una serie de capturas, las mejores imágenes siempre surgen por casualidad, de manera que no tienes tu cámara a mano para inmortalizar la escena. Sin embargo, con la cámara de tu móvil, no hay prácticamente situación que nos sorprenda que no podamos inmortalizar. Esto, precísamente, ha supuesto una revolución en el periodismo, donde cualquier usuario puede captar un suceso y transmitirlo al resto del mundo casi en tiempo real.

La desventaja es, evidentemente, la calidad, que siempre va a ser menor que la captada por una cámara con un objetivo de 600€ en manos profesionales. Sin embargo, para el común de los usuarios, esta es más que suficiente.

Para muchos usuarios, las capacidades de su teléfono en cuanto a fotografía se limitan a hacer fotos estandar, dentro de unos parámetros limitados, y vídeos a una resolución media.

Sin embargo, dentro de las limitaciones físicas de nuestro móvil, hay muchas cosas que se pueden hacer mediante software. Por ejemplo, es posible hacer fotografía HDR (Alto rango dinámico ya que, en principio, un teléfono puede realizar, individualmente, cada uno de los pasos para ello.

De hecho, podeis hacerlo con la siguiente APP para Android:

HDR Camera

Desde luego, esta no es la única. Hay más programas que te permiten realizar lo mismo, y tal vez mejores. Este es el que recomiendo yo, por haberlo probado. Es un programa gratuito, que como muchos hay día, basa su modelo en la publicidad insertada en el.


La parte anterior podría ser considerada como un pequeño extra, así que vamos al asunto que nos atañe.

Al igual que explicaba en el punto anterior, grabar un time lapse entra dentro de las capacidades básicas de cualquier cámara de smartphone, ya que se basa en capturar fotogramas individualmente de manera regular, para luego montarlo como un vídeo. El intervalómetro (realiza fotos cada X tiempo), que es la base del time lapse, puede realizarse mediante software, y el renderizado, que por otro lado suele hacerse con el ordenador y es, de hecho, la mejro opción, con el programa que os presento, puede hacerse diréctamente con el móvil.

Igual que antes, para esta función existen diversos programas, pero el que mejor me ha funcionado a mi es Lapse It Pro.

Lapse It Pro es la versión de pago, que cuesta 1,99€, pero existe la versión Lapse It que es complétamente gratuita. La limitación que tiene, si no recuerdo mal, es que tiene limitada la resolución máxima.

No solo tiene la posibilidad de grabar Time Lapse, sino también Stop Motion. En este modo, el usuario debe clicar para hacer la foto cada vez, y se superpone fantasmalmente el fotograma anterior sobre la imagen que vamos a tomar, para ver como va a quedar.

Explicar todo el funcionamiento del programa vía texto es complicado, así que os dejo, a continuación, un vídeo creado por Moebius Machine donde explica el funcionamiendo de manera gráfica y detallada.



Por mi parte, voy a detallaros la parte más física del proceso.

Una vez sabeis manejar el programa, teneis que colocar el teléfono de manera estable. Usualmente, lo suyo es colocarlo en un trípode. Normalmente, los trípodes nos están adaptados para colocar un móvil, por lo que podeis comprar un adaptador, o fabricaros uno.

En una entrada anterior, hay un pequeño tutorial acerca de como montar un simple adaptador para móvil. Os la dejo a continuación:

Como hacer un adaptador de móvil para un trípode.

Hay que tener en cuenta que el teléfono va a estar un buen rato grabando, muy seguramente, horas. Con esto, hay que decir que debereis tener la mayor cantidad de memoria libre en el teléfono (no solo en la tarjeta SD, también en la memoria interna) y tenerlo a tope de batería. A veces, la batería no será suficiente, y será necesario dejar conectado el cargador, con la limitación que supone si grabais en el exterior, aunque para eso se inventaron las baterías externas.

Otro dato fundamental. Si teneis especial interés en que os salga bien, no podreis recibir llamadas ni mensajes, por lo que, llegado el caso, extraería la SIM y desactivaría el WIFI y, si necesito estar localizable, usaría un teléfono de repuesto.

La meteorología es importante. Aseguraos de que durante el tiempo que va a estar el móvil a la intemperie no va a llover o hacer un viento intenso. Llegado el caso de que aun así quisiérais grabar, Podeis improvisar envolviendo el móvil con un plástico, dejando un agujero para la cámara, y el tema del viento, lo podeis arreglar apuntalándo el trípode o colgándole peso del eje central.

El último dato a tener en cuenta es aplicable a cualquier time lapse, y es la manera de ajustar la velocidad de nuestro vídeo.

El vídeo final tiene dos elementos importantes, que son la duración del vídeo final que queremos conseguir y la velocidad en fotogramas por segundo. Sabiendo esto, para calcular el resultado final, debemos saber cada cuanto tiempo se captura un fotograma y cuantos fotogramas será necesario capturar. El último dato es la duración de captura real.

Por ejemplo, queremos capturar dos horas de amanecer y que se muestren en un minuto, en un vídeo a 20 fotogramas por segundo.

20 fotogramas por segundo X 60 segundos de duración = 1200 fotogramas totales.

2 horas de amanecer X 3600 segundos por hora = 7200 segundos de grabación.

7200 segundos de grabación / 1200 fotogramas totales = 6 segundos entre captura y captura.

Según estos cálculos, para nuestro vídeo, deberíamos capturar 1200 fotogramas a razón de un fotograma cada 6 segundos. Con esto, obtendríamos un minuto de vídeo que condensaría dos horas de grabación.


El time lapse es una técnica algo compleja, pero no os desanimeis, ya que los resultados merecen la pena!!


A continuación podeis ver unos cuantos ejemplos que he grabado con mi móvil:




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

SUBIR